Defender la Vida…amándola

Dios nos enseño: aquel que muerto esté,

que crea en Mi…. que volverá a la Vida.

Amo la muerte porque ella me otorga la fuerza de rechazarla y luchar por lo que más deseo… La Vida.

La renuencia, es la entrega de lo que no somos, para llegar ha ser.

Si lloramos no es para no ver el sol, es para que nuestras lágrimas nos dejen ver la estrella “que desde aquel Día nos alumbra”

“Comprendo La Vida, mirando hacia atrás… pero debe ser Vivida mirando hacia delante. Ella es una Leyenda: no importa que sea larga, sino que esté bien Vivida”… Amarla eternamente.

La reflexión de nuestros actos, permiten actuar en Ella con responsabilidad, la Vida no es la que uno piensa… Ella es el Presente, “viví hoy…. así podrás vivir mañana”. La ilusión… da “color al Mundo”, la motiva, la hace “bella”…, es horrible cuando la “perdemos”.

He aprendido que El Hombre solo tiene derecho a mirar a otro, hacia abajo… cuando sea capaz de ayudarle a levantarse. Él te pide Amor…, no le hace falta la limosna.

Cada Ser Humano debe Amar la realidad que construye con Amor... así nada, detendrá su vuelo. Ella es la misión que El Señor nos confiara.

Es la Gracia, favor “gratuito” que concedió al Humano para “exhibirlo” en el camino de la Vida.

Nuestro sentimiento es intenso, es la muestra de afecto… el sustento del Amor que cada uno lleva hacia Ellos que Donaron el Todo de su Ser, para un Hermano necesitado. “Donaron la Gracia de la vida” El Amor.

Si estamos tristes, el recuerdo, una sonrisa en mi rostro dibujará… para sentir a cada uno. Vuestro amor es como el viento, no lo vez, pero lo sentís en la piel.

Más allá de las palabras…. si tenemos una Razón para Existir….es por el legado dejado por estos Seres queridos.

Nadie puede remplazar a un Ser Amado. Un órgano Sí puede remplazar a otro.

Dale “provéele” la oportunidad de crecer a ese hermano, que se halla tan necesitado de Tú ayuda”.

Irene, Gerardo, Luis, Mónica, Bony… y otros tantos legaron la Voluntad de la entrega sin límites. Es la caricia que sentimos, es el mimo que nos dejaron para que los recordemos. Si este es el momento…Bony... Quédate en el… para seguir Amándote.

El tiempo no me indica que debo olvidarte Amor.

Y si así fuera…… Hijo Mío...mi alma se ha de encargar de “recogerte” Pelu querido.

Quiero perder algo de Mí, para darle ese “lugar” y tenerlo nuevamente.

“Un beso…que llegue al Cielo”…… de Ema, Franco, de papá Yuyo y mamá Angélica.

Yuyo (Julio Perichón)